Nada, absolutamente nada, resulta imposible si existe la voluntad de hacerlo.

Un día para darlo todo

El Día de la Banderita 2013 volvió a llenar de huchas las calles de Madrid, pero también de sorpresas en forma de distintas mesas que ofrecían cosas a cambio de donativos y de espectáculos que consiguieron arrancar sonrisas a los madrileños. Un gran evento que lleva una dura preparación de meses pero que al final merece la pena por la respuesta conseguida.

 

RSS Subir