Nada, absolutamente nada, resulta imposible si existe la voluntad de hacerlo.

Tú decides como conduces

Esta ha sido nuestra visión sobre el problema que planteaba la DGT. Nadie te obliga a conducir, si lo haces es porque quieres y porque te gusta, entonces ¿por qué no hacerlo tal y como sabes que hay que hacerlo? Nuestra propuesta es optimista, basada en la responsabilidad individual, en la actitud personal de conducir, y conducir con la responsabilidad con la que se debe.Planteamos un spot de intenciones, acompañado de una campaña gráfica muy sugerente y una propuesta de mensajes en los paneles de las autovías y autopistas que reforzasen el mensaje optimista de conducir bajo una actitud responsable.

RSS Subir